Seremi Riveaux llama a participar en Consulta Ciudadana para el Plan de Manejo de los reptiles Gruñidores de la Zona Central de Chile

  • Durante dos años un equipo multidisciplinario -liderado por la Seremi del Medio Ambiente RM- elaboró el Plan de Recuperación, Conservación y Gestión de Especies (RECOGE) del Gruñidor, uno de los pocos lagartos endémicos de la Zona Central y que se encuentra en peligro de extinción.

En Chile existen más de 30 mil especies nativas, varias de ellas se encuentran clasificadas como vulnerables, en peligro de extinción o en peligro crítico según el Reglamento de Clasificación de Especies Silvestres, que por estos días se encuentra en su actualización Nº17 por parte del Ministerio del Medio Ambiente y cuyo proceso de Consulta Pública concluye el 9 de enero.

Aunque la población comúnmente ha asociado el estado de vulnerabilidad a ciertos animales como el Huemul, el Zorro Culpeo o la Chinchilla Cordillerana, existen pequeñas especies que han sido menos percibidas pero que también están en una lucha por no desaparecer.

Tal es el caso de más de 50 especies de reptiles que se encuentran en algún grado de peligro, y un gran ejemplo de esto es el Lagarto Gruñidor (Pristidactylus), especie endémica que habita en la Zona Central del país y que se les llama así debido al sonido que emite producto de la expulsión violenta de aire. A los gruñidores se les reconoce también por el largo de su cola que alcanza a ser de 1,5 (más larga que su propio cuerpo) además por su cabeza, que suele ser muy voluminosa.

Existen cuatro tipos de gruñidores, tres de ellos en Peligro de Extinción: de Álvaro (P. Alvaroi), de Valeria (P. Valeriae) y de “El Volcán” (P. Volcanensis). Los dos primeros habitan en los bosques de robles y bosque esclerófilo cordillerano de la costa de las regiones de Valparaíso, Metropolitana y de O´Higgins, mientras que el último es endémico de la Región Metropolitana, habitando sectores rocosos con matorral y también en quebradas del bosque esclerófilo de la Cordillera de Los Andes.

Este desconocido reptil endémico se considera muy beneficioso para la mantención del equilibrio de los ecosistemas naturales y por ello se ha prohibido su caza o captura a partir de una regulación jurídica, señala el Seremi del Medio Ambiente RM, Diego Riveaux. “Por esta razón desde el año 2018 como Seremi RM hemos liderado el trabajo del Plan RECOGE (Recuperación, Conservación y Gestión de Especies) del Gruñidor, de manera de contar con un instrumento que estableciera objetivos y acciones específicas para recuperar, conservar y manejar esta especie”, expresó.

La autoridad ambiental metropolitana agregó que el trabajo se realizó a través de sesiones ampliadas, donde participaron una treintena de representantes del sector público, privado, de la Academia, expertos y científicos, y que en conjunto se establecieron los lineamientos del Plan RECOGE, para así evitar que los Gruñidores desaparezcan de la Zona Central.

Actualmente nos encontramos en el proceso de Consulta Pública de dicho documento, en la que los interesados podrán presentar -hasta el 6 de enero- sus observaciones a la propuesta, de tal forma que cualquier ciudadano puede realizar sus aportes o comentarios. Es muy importante que los habitantes de la RM conozcan esta especie y la difundan, especialmente entre los más jóvenes, es un patrimonio natural que no puede desaparecer, ni de la Zona Central ni de la cultura local metropolitana”, puntualizó el Seremi Riveaux.

Con el fin de difundir los beneficios y características de estos reptiles, La Seremi del Medio Ambiente elaboró -en conjunto con la Consultora a cargo del proceso del Plan RECOGE- una Guía de los Lagartos Gruñidores, que puede revisarse en el este link del Ministerio del Medio Ambiente.

A quienes deseen participar en la Consulta Pública, pueden visitar el sitio de Participación Ciudadana hasta el 6 de enero.

Publicado en Noticias Destacadas.